viernes, 22 de mayo de 2009

Un Hombre Honesto


Lo Honrado,lo real,lo genuino,la buena fe,se enfrentan en desventaja a lo deshonesto,lo falso,en estos tiempos de crisis,de desempleo,mas no fue así para Santiago Gori,que pasaría por su mente estaría tentado?.... aquella noche del 22 de abril pintaba de lo más mal, idéntica a la anterior. Ruleteando en su taxi por el centro de Buenos Aires, Santiago pensaba en si podría algún día terminar de pagar las placas de su taxi y liquidar las deudas domésticas.Sus circulares pensamientos fueron interrumpidos por un matrimonio de pensionados que le hicieron la parada. Santiago refunfuñó en su interior porque la pareja sólo iba unas cuadras adelante. Pagaron y se perdieron en la oscura calle.Los pensamientos recuperaron su curso. Santiago trabaja en el Sindicato de Camioneros hasta las 5 de la tarde todos los días, pero desde hacía poco tiempo la crisis lo empujó a tomar un taxi para, con un poco de suerte, completar el gasto familiar. Pero, como se veía, aquella no estaba siendo la mejor de las noches. Entonces, una chica le hizo la parada. Santiago se orilló pensando que tal vez ese viaje cambiaría el rumbo de la jornada.La joven advierte que en el asiento trasero hay una mochila olvidada. Cuando deja a la clienta en su destino, el taxista toma en sus manos la bolsa. Abre uno de sus cierres en busca de alguna identificación y encuentra en su interior fajos de dólares que, luego sabrá, sumaban 130 mil. Pero los dólares no están solos, vienen con una tarjeta con el nombre de una persona.Santiago, envuelto en el anonimato de la noche, dentro de su auto, sin testigos, se enfrenta a su conciencia. Santiago contra Santiago. Lo visitan los recuerdos de su esposa, con quien comparte la vida desde hace 27 años, y sus hijos, de 22 y 27 años, sus necesidades, la vejez que se avecina, la casa sin terminar, las placas, el insomnio ante la crisis. El taxista observa la mochila cerrada, que late frente a él, llena de billetes verdes. ¿Qué hacer? ¿No es esto un regalo de Dios?, ¿es, al fin, el golpe de suerte que Santiago ha esperado toda su vida?Conduce derecho hacia su casa. Busca en la sección telefónica al dueño del dinero. Luego de algunos intentos fallidos le informan que el propietario está en la comisaría. Santiago entra al auto con su esposa y el menor de sus hijos y parten hacia el encuentro del desesperado matrimonio que esa tarde había vendido lo último que les quedaba, su casa. Nadie en esa oficina pública olvidará cómo brilla la dignidad del honesto. "¡Sos un santo, negro!", gritó el desconocido a Santiago, abrazándolo como quien recupera, más que el dinero, una confianza perdida. Al día siguiente, Santiago dirá a los reporteros que esa noche durmió mejor que nunca.El evento fue nota en todos los periódicos de Argentina. Aquella mañana, el pueblo se despertó con una buena entre todas las malas y las pésimas noticias. La bocanada de aire oxigenado no vino del Gobierno, ni de los personajes famosos, vino de uno igual, de otro más, del vecino, del simple taxista endeudado.En reconocimiento a su valía, dos jóvenes crearon una página de Internet (www.devolvelelaguitaaltaxista.com) convocando a todos los conmovidos a retribuir a Santiago Gori con regalos que, en total, sumarían los 130 mil dólares que alguna vez tuvo en sus manos. La meta se rebasó hace unos días.Todavía existe gente honrada en este mundo."Ser Honrado tal como anda el mundo,equivale a ser un hombre escogido entre un millón".
Animo Disfruten la Vida,la Familia,el Trabajo y los Amigos.
Saludos..............Ciao

3 comentarios:

tino dijo...

Me gustan tus historias. Te pregunto por qué no las envías a Imcrea.com. El blog lo encuentras en el mío en la columna de la izquierda. Un abrazote y buen día amigo. Tino

El Picateclas dijo...

Hola Amigo Tino,Gracias por tu comentario la verdad no soy un experto en narrar Historias,empecé escribiendo desde hace 5 años como forma de terapia debido a un dia desafortunado que tuve y por recomendacion de mi Psicologa y desde ese dia lo que empezo como una terapia se convirtio en un hobbie y luego en una adiccion,Gracias a Dios ya estoy dado de alta desde hace un año pero sigo acudiendo a las sesiones como si fuera la primera vez siento que si no acudo algo me falta.

recibe un afectuoso saludo..........Ciao

Anónimo dijo...

HOLA JORGE:
Como siempre, brillante tu reflexión.
Generalmente se cree que la honradez tiene que ver únicamente con el dinero, pero no sólo se deja de ser honrado cuando se sustraen bienes materiales. Se suelen robar toda clase de bienes: El tiempo que no nos pertenece e innumerbles cosas pequeñas que aparentemente no tienen importancia.
Pero sobre todo JOrge, tenemos que ser HONRADOS CO NOSOTROS MISMOS; cumpliendo con nuestras obligaciones, pagando nuestras deudas y haciendo justo reconocimiento de los méritos de los demás.
Felicidades por tu blog Jorge. Un abrazote...... Mari